El amor es el elemento definitorio de la condición humana. Como dice Marutana y completándole “somos criaturas amorosas y enfermamos cuando el amor se nos interfiere… fundamentalmente por el poder”.[…] Somos producto de la civilización y de su complejidad, donde amor y poder se entrecruzan en bucles infinitos y enriquecen las relaciones humanas de forma difícilmente renunciable.

[…] A pesar de su evidente importancia en el ámbito psicológico, el amor se ha resistido a la mayoría de los teóricos de la psicoterapia. Ello se debe, sin duda, a la enorme cantidad de atribuciones de significado que ha acumulado a lo largo de siglos de literatura, filosofía y religión. Pronunciar la palabra “amor” evoca las más variadas representaciones, desde las románticas hasta las místicas, pasando por las heroicamente solidarias, las ecológicas y tantas otras, bajo el común denominador de la intensidad y del apasionamiento.
[…]El amor es un fenómenos relacional complejo que incorpora elementos cognitivos y pragmáticos a los componentes emocionales. Existen pues, un pensar, un sentir y un hacer amorosos que, dirigidos hacia la persona objeto de ellos, deben ser percibidos por esta como tales. Al resultado de este proceso se le llama nutrición relacional, que no es sino la conciencia de ser complejamente amadx. Se trata de un fenómenos subjetivo, por lo que importa poco que alguien asegure amar si el objeto de se amor no alcanza a percibirlo. Además, el hecho de ser un fenómenos complejo exige que se manifiesta en todos sus componentes, de modo que un boqueo parcial cancela la efectividad del conjunto.

Así concebida, la nutrición relacional es el motor que rige la construcción de la personalidad, animando los procesos madurativos del psiquismo de forma continuada en la niñez o en la adultez.
[…] El reconocimiento es un componente cognitivo de la nutrición relacional que consiste en la aceptación de la existencia de la otra persona. Aceptar esta existencia implica en cierto modo limitar la propia. Un padre que afirma “quiero que mi hijx se dedique a la medicina como yo” incurre en un pequeño fracaso de reconocimiento puesto que está percibiendo a su hijx como un apéndice de sí mismo. En el caso de relaciones de parejas, la falta de reconocimiento sería proyectar un ideal de cómo debe comportarse esta persona con la que te vinculas y exigir un cambio para que se adecue a éste.
La falta de reconocimiento, cuando se estabiliza en una pauta relacional permanente se convierte en desconfirmación, que es la percepción de la no existencia propia en términos relacionales. El reconocimiento implica la percepción de las necesidades de la otra persona, a diferencia de lo que ocurre en la desconfirmación, en la que estas quedan supeditadas a las propias.
[…]La valoración es también un componente cognitivo del amor, consistente en apreciar las cualidades del otro aunque sean distintas de las propias. Aceptar el valor de la otra persona puede poner en peligro el valor propio. La descalificación es la falta de valorización, que se pone de manifiesto en actitudes tan extendidas como el racismo, en el que el desprecio de individuos de otro color parece condición necesaria para autoafirmarse.

El cariño y la ternura son los componentes emocionales de la nutrición relacional […] Sentimientos de entrega y de disponibilidad […] El bloqueo de estos sentimientos puede dar lugar a indiferencia, pero es más fácil que el efecto péndulo conduzca a las emociones inversas, como en el dicho “del amor al odio hay un paso”. […] Como regla general, cabría afirmar que el cariño y la ternura son los componentes de amor complejo más vulnerables en el corto plazo, pero más resistentes en el largo: se afectan fácilmente, pero no les cuesta recuperarse.

 

“Terapia familiar ultramoderna”. Juan Luis Linares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Scroll to Top