Solución de problemas

La clave de la reestructuración según Watzlawick

Les animo a solucionar un pequeño problema, se trata de conectar los nueve puntos que aparecen a continuación por medio de cuatro líneas rectas sin levantar el lápiz del papel (o el dedo de la pantalla), y sin repetir el punto. Tómense su tiempo y reflexionen, intenta resolver el problema antes de consultar la solución ¡Ánimo!

puntos

¿Por qué es tan difícil?

En opinión de Paul Watzlawick lo que dificulta encontrar la solución a la mayor parte de las personas es que introducen como parte de la solución un supuesto que hace que ésta resulte imposible: Los puntos son un cuadrado y la solución debe encontrarse “dentro” de éste. Se trata de una condición que se ha autoimpuesto la persona y que no estaba contenida en las instrucciones. la tarea es posible, pero la solución intentada bajo tal premisa la convierte en imposible, cualquier combinación que se intente dejará alguno de los puntos sin conexión.

Según este autor, para llegar a la solución habría que “Cambiar un acontecimiento de una clase a otra” esto es en un sentido abstracto, cambiar la pertenencia de un objeto a una clase, a la pertenencia, igualmente válida, del objeto a otra clase. Esto es la base de lo que los psicólogos llaman “reestructuración“, cambiar nuestro marco conceptual o emocional en el que experimentamos una situación, y experimentar esta misma situación desde otro marco estructural (otra categoría mental) que sea capaz de abordar los mismos hechos igualmente bien o incluso mejor.

Tenemos una determinada experiencia del mundo que se basa en la categorización que hacemos de objetos (situaciones, acontecimientos, contextos, etc.) de nuestra percepción de clases. Esto es muy fucional, ya que nos permite dotar de significado a nuestra experiencia y prepararnos para anticipar acontecimientos similares, pero a veces es contraproducente. Dichas clases son constructos mentales que se forman atendiendo a la realidad física de los objetos (la que nosotros vemos), pero, sobretodo en función del significado que tengan para nosotros. Por ejemplo, atendiendo a las características del lenguaje, cuando alguien nos dice que somos “tontos” y lo aceptamos como verdad abosluta en toda nuestra escencia, cometemos la trampa de usar el es de la identidad (Korzybski, 1933). ¿Qué significa que soy tonto? que me comporto de forma tonta constantemente, que mis manos son tontas porque tiemblan si sujeto algo, que mis tripas y arterias son tontas, que mi uña del dedo gordo del pie derecho es tonta…. De verdad, ¿Qué decimos cuando afirmamos que somos tontos?, que he sido, soy y seré tonto (asignamos objeto a una clase categorial) y que no hay ninguna posiblidad de que realice alguna acción a lo largo de mi vida que no sea algo tonto. Como ven no tiene sentido pensar de esta forma, algo tan sencillo nos empieza a definir como seres humanos (y esto puede empeorar con esquemas mucho peores para la salud mental “eres un inútil” “no sirves para nada” “no mereces vivir”…). Debemos analizar la postura que supone esta clasificación y plantearnos que ya no estamos atrapados por las reglas y las normas, sino que aprendemos a ver las cosas desde fuera del sistema, aprendemos a “jugar el juego de la vida” y así disfrutar de éste juego (podemos seguir aceptando esas normas, valores o metas o empezar a estructurar otros planteamientos vitales, viendo que, de la manera en que hablamos, pensamos y de la manera en que pensamos, sentimos.)

Cuando conceptualizamos un objeto como perteneciente a una clase es muy difícil que lo consideremos también como perteneciente a otra clase (el hecho de pertenecer a una clase sería “la realidad” de ese objeto) anclando lo que la persona piensa sobre éste dándole el significado de verdad absoluta.

Para solucionar este ejercicio hay que salirse del cuadrado, lograr un proceso de “cambio de clase” o dicho de otro modo “salirse del sistema” (No soy tonto, suspendí UN examen). Desde una perespectiva de funcionamiento humano no es lo mismo que nos consideremos peones de un juego, cuyas reglas designamos y entendemos como realidad, a que nos consideremos jugadores de ese juego y sepamos que las reglas tan sólo son “reales” en la medida en que las hemos creado o las hemos aceptado y que, de hecho, podemos cambiarlas.

watzlawickwazlawick

En el caso de una persona con problemas de ansiedad social, el hecho de salir un sábado por la noche con un grupo de personas dejaría de ser un acontecimiento peligroso, ya que “me pueden despreciar o juzgar” y se convertiría en la posibilidad de conocer una nueva discoteca, bailar, escuchar chistes, cenar, charlar, reír y divertirte con tus amigos o quizás incluso la posibilidad de conocer al hombre o mujer de tu vida. de la misma forma, el hecho de tener que exponer un tema ante un auditorio dejaría de ser algo absolutamente terrorífico y se convertiría simplemente en un proceso de transmisión de iformación, en una tarea factible de realizar, con más o menos brillantez o solutra, y recordar que muchas personas que hablan en público, congresistas, profesores, políticos, etc. simplemente transmiten información y no siempre de forma divertida, amena e interesante.

En suma, se trata de lograr que se modifique el significado que para la persona tienen determinados acontecimeintos, contextos, situaciones, personas… y dejarles de dotar de connotaciones de peligro y amenaza. Es muy importante intentar experimentar los mismos hechos desde otras perspectivas o marco estructural, haciendo ver el importante papel que desempeña el pensamiento en nuestro comportamiento y emociones

Según Watzlawick, una vez percibida la pertenencia alternativa de un miembro de una clase a otra, ya no es posible volver a la situación anterior. Ya no estaríamos atrapados por la “realidad” anterior del objeto y podemos salir de la trampa y ver las cosas desde un nuevo punto de vista. (Como con el problema de los nueve puntos, una vez vista la solución no es posible volver a la situación anterior de no saber cómo unir los puntos sin salirse del esquema)

¿Empezamos a ver las cosas desde otro punto de vista alternativo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Scroll to Top